¡Lo más vendido!

Categorías

Información

Novedades

Elegir tu chimenea ideal

Elegir tu chimenea ideal

A la hora de diseñar un proyecto de construcción o reforma de una vivienda, son muchos los factores a los que tenemos que prestar especial atención: estructura, aislamiento, calefacción, acabados… .

Cada vez estamos más sensibilizados con el respeto al medio ambiente y con el empleo de fuentes de energía sostenibles. Hoy os queremos contar en nuestro blog la combinación de chimeneas decorativas en nuestro hogar con los sistemas de calefacción convencionales. Una chimenea nos puede hacer fácilmente una función práctica del día a día generando un calor ecológico y también una función decorativa.

Es muy importante tener una idea clara de las funciones que necesitamos y que nos tiene que cubrir la chimenea. Principalmente debemos tener en cuenta el estilo de la chimenea, la superficie de la casa a calefactar, la ubicación y la complejidad que pudiésemos tener para instalar los conductos de evacuación del humo y tomar las medidas de seguridad pertinentes para evitarnos problemas serios.

Hogares o chimeneas rústicos con combustión abierta. Son los típicos hogares clásicos con revestimientos decorativos en ladrillo o piedra. Al no tener puerta de cierre, el rendimiento que nos ofrece es muy bajo y el consumo de leña es bastante elevado.

Insertables con puerta. Son la versión mejorada de los hogares clásicos. En este caso la combustión es cerrada con una puerta de cristal vitro cerámico. Combina con ambientes rústicos y modernos ya que se puede revestir con cualquier material. Los rendimientos que ofrecen este tipo de chimeneas rondan el 80%. Muchos modelos tienen la opción de ser instalados con turbinas que impulsan aire caliente, haciendo que sea posible distribuir el calor por zonas de la vivienda en las que no está instalada la chimenea.

Chimeneas y estufas decorativas. A pesar de que su nombre puede llevarnos  a la  confusión, al creer que son chimeneas diseñadas para ocupar un lugar únicamente decorativo, realmente no es así. Son equipos con una gran estética y diseño que combinan con cualquier ambiente rústico o minimalista.
En cada chimenea hay diferentes posibilidades de combinar accesorios: turbinas para distribuir aire caliente, cristales panóramicos en laterales, leñeros o kits para suspensión de chimeneas.

Son chimeneas normalmente de doble o triple combustión con unos altos rendimientos en el funcionamiento.

Estufas con horno. Son la opción perfecta para disfrutar del calor y de la magia del fuego y a su vez combinarla con el cocinado de asados en sus parrillas o bandejas.
Son equipos estéticamente bonitos con unas prestaciones muy prácticas. Altos rendimientos de sus sistemas de doble combustión.

Chimeneas de bioetanol. El combustible empleado es bioetanol, un líquido obtenido a partir de la fermentación del azúcar de algunas plantas.  
El poder calorífico es inferior a los insertables o estufas convencionales, en cambio no necesita ninguna instalación exceptuando una toma de conexión a la corriente eléctrica.

Cualquiera que sea tu elección, es muy importante que cumplas con todas las medidas de seguridad vigentes. Respetando ventilaciones, distancias mínimas a superficies inflamables y eligiendo una adecuada tubería de evacuación de humos.

Es muy importante ser previsores a la idea de decantarse por cualquier chimenea o estufa, ya que si corremos el riesgo de instalarla en plena campaña de frío, es muy posible que los fabricantes, debido a la gran demanda, alarguen los plazos de entrega más de lo habitual. 

Escriba un comentario

* Nombre
* E-mail: (No se publicará)
   Web (Sin http://)
* Comentario
Código de seguridad (captcha)